Inspirado en Uruguay, Canadá propuso al Grupo de los Siete incluir cláusulas de género en tratados comerciales.

El gobierno de Canadá impulsa la denominada “agenda de comercio progresista”, consistente en incluir una mirada social y humana en las negociaciones de este tipo que realiza con el resto de los países.

En ella se prioriza la sociedad, el cuidado ambiental, los derechos humanos y el empoderamiento de las mujeres, explicó Champagne, ministro de Comercio Internacional de Canadá.

Como parte de esta política, el gobierno de Canadá llevó al Grupo de los Siete, el bloque de los países más ricos del mundo, que comparte con Alemania, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, la propuesta de incluir una cláusula de género en los tratados comerciales, tal como hizo Uruguay en el acuerdo firmado con Chile.

“Uruguay es una nación progresista en la agenda de género, y fue su ejemplo el que llevamos al G7, donde Canadá propuso por primera vez en este ámbito instaurar una cláusula similar a la que había planteado Uruguay”, destacó. A eso le llamamos agenda de gobierno progresista, y Uruguay también ha dado señales en esa dirección”, añadió

Champage señaló que su gobierno “admira mucho la forma en que Uruguay trabaja” y por eso intensifica su relacionamiento en busca de una mirada progresista del comercio que, según consideró, es más equitativa.

Publicidad ADAU