"Hoy tenemos una Asociación consolidada a nivel internacional"

1) ¿Cómo encuentra a la ADAU este 75 aniversario?
La Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay, cumplió el 12 de febrero del corriente año sus 75 años de vida, estos años han servido para que hoy encontremos una Asociación consolidada a nivel nacional e internacional, trabajando en el área nacional con otras cámaras en convenios de cooperación, con el objetivo de mejorar la gestión, la capacitación de sus integrantes y proyectos estratégicos. A nivel internacional participando en la Organización Mundial de Aduanas, en ASAPRA , Asociación que nuclea a los Despachantes de Aduana de América, España y Portugal, e IFCBA la Asociación que nuclea a los Despachantes de Aduana del Mundo. También hemos incursionado desde el 2008 en la Responsabilidad Social Empresarial y  aunque somos nuevos en esta área ya hemos cosechado una gran cantidad de satisfacciones las cuales nos impulsan a seguir cooperando con la sociedad que nos rodea.
2) ¿Cuál ha sido, a grandes rasgos, la evolución del negocio portuario en Uruguay en las dos últimas administraciones de gobierno?
La actividad portuaria en Uruguay ha evolucionado en forma muy importante en los últimos diez años, pero toda esta evolución se lo debemos a la visión que han tenido los legisladores cuando aprobaron en la década de los noventa la “Ley de Puerto Libre”. Esta ley nos ha dado un Back-Up, en la región, que nos diferencia en forma muy importante, en los beneficios y facilidades hacia el operador.  A esto hay que sumarle la visión de los directorios de la ANP, que han dirigido los destinos del Puerto de Montevideo, proyectándolo y haciéndolo conocer en el mundo y lo que hace confiable al operador es la continuidad de la política de desarrollo portuario. Si bien han cambiado a la fecha tres directorios, los que llegan tienen la misma visión de futuro que tenían sus antecesores.
3) ¿Cuáles han sido las principales dificultades que ha enfrentado la Asociación en los últimos años?
La Institución siempre se ha manejado desde su creación con acierto de sus directivos y presidentes. Con 75 años de existencia siempre hay momentos difíciles, pero  estos han sido  menores. Debo señalar  el año 1993, cuando se incorporaron los Corredores de Cambio a nuestra profesión, ese fue un momento duro, pero la inteligencia y capacidad de ambas gremiales pudieron sortear las dificultades y hoy todos formamos parte de la ADAU.  El 2008 tampoco  fue el mejor año y también deberíamos citarlo, dado que los errores se corrigieron  con la ayuda de todos los socios.

4) ¿ Cuáles son los principales desafíos que debe enfrentar la ADAU en la actual coyuntura y en el futuro inmediato?
Para esta directiva los desafíos son parte de la operativa diaria y con ellos convivimos. En este año han florecido los desafíos de culminar una modernización tanto en el campo Aduanero como en el Profesional. En el Aduanero trabajar y cooperar con la Aduana para que esta modernización tan anhelada se concrete y sea un fortalecimiento de la Institución Aduanera. En el área profesional estamos trabajando en la mejora de la gestión del Despachante de Aduana para lograr  un operador confiable que consolide su intervención como  auxiliar de la función pública, que defiende los intereses del empresario pagando los impuestos justos y a la aduana recibiéndolos. Finalmente esta modernización es un gran desafío que estamos apoyando y ofreciendo nuestra colaboración incondicional, porque es la primera vez que se enfrenta una actualización tan  completa.

LA GESTIÓN
5) ¿Cuándo fue electo Presidente de ADAU y cuáles fueron las principales dificultades que encontró?
Desde el dos de junio del 2008, soy el presidente de la Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay, las dificultades son las normales de representar una Institución Gremial que cuenta con casi 400 socios y más de 3000  familias vinculadas en forma directa e indirecta. Hoy junto a  la actividad bancaria somos el centro de la actividad de la Ciudad Vieja de Montevideo.

6) ¿Cuál fue su modo de enfrentarlas?
No creo en el individualismo, y en base a ello actúo, por lo tanto, los problemas suscitados los enfrentamos con las propuestas que  efectuamos en  el momento del acto eleccionario, apoyando  a los socios en todos sus ámbitos, capacitándolos con la Escuela de Comercio Exterior y Aduana que funciona en nuestro edificio, brindar información  diariamente con circulares de todas las modificaciones nacionales e internacionales que surgen en el Comercio Exterior. Colaborar con ellos cuando surgen inconvenientes con la operativa diaria y trabajar con la Aduana para  mejorar los procedimientos en beneficio del control aduanero y también en el trabajo que desarrollamos todos los días. Abrir  puertas para que los socios puedan trabajar en las distintas aéreas. Hoy tenemos más de 25 comisiones trabajando en ADAU y  un par de propuestas pendientes en vías de ejecución, una que depende directamente de las autoridades y otra que estamos terminando de estudiar con la directiva y que esperamos tener culminada este año.

7) ¿Cómo ha evolucionado ADAU ante cambios tan grandes en la economía globalizada, la revolución informática y las transformaciones en la actividad portuaria?
Teníamos que evolucionar, de lo contrario quedábamos retrasados y eso es algo que no podemos permitirnos. La economía globalizada la abordamos con un asesoramiento total de la logística, asociándola a la técnica aduanera y acompasándola con las sugerencias que la OMA le hace a las aduanas del mundo, siempre apuntando a una facilitación con control de las fronteras. Esta es la ultima consigna de la Organización Mundial de Aduanas y estas recomendaciones van de acuerdo con los diferentes sucesos que ocurren en el mundo que al estar  globalizado son muy frecuentes.

Desde nuestra visión y a partir de la puesta en marcha del Sistema Lucia en el año 1998, es la herramienta de hoy y del futuro para un comercio cristalino, con controles inteligentes  de riesgo y con operadores confiables.
Con referencia a la actividad portuaria, esta en un proceso constante de expansión que mucho bien nos hace a los uruguayos, pero es una actividad que debemos estar siempre controlando de cerca porque nuestros vecinos,  están en la competencia.
8) ¿Cuáles son sus principales tareas en el futuro inmediato?
En el futuro inmediato debemos trabajar en forma conjunta públicos y privados, suscribiendo convenios de cooperación con instituciones públicas o privadas que son importantísimos. Es la forma de llevar adelante los cambios que la Aduana proyecta. Es de suma importancia el trabajo unido, que lleve a que los cambios no tengan resistencia y se concreten con el apoyo de todos los operadores.
9) ¿Cómo ha sido su relacionamiento con las autoridades de los dos últimos gobiernos?

El relacionamiento con las autoridades de gobierno, fue bueno, desde nuestra parte siempre estamos dispuestos a cooperar aportando ideas. Nuestra consigna fue reclamar modificaciones pero con propuestas, desde esa óptica los diferentes actores del gobierno fueron captando nuestro profesionalismo. Nuestra actividad se extendió fuera del ámbito Aduanero – Portuario, además abarcamos responsabilidad social con Presidencia, MSP, Ministerio de Educación y Cultura y con proyectos de la Armada con escuelas públicas. También hemos participado en el viaje presidencial a China del Dr. Tabaré Vázquez colaborando con los empresarios que viajaron y la delegación oficial.

10) Si tuviera que hacer alguna o algunas sugerencias al gobierno, ¿cuales serían?

Las sugerencias más importantes serian, que trabajen en forma conjunta con el sector privado escuchando sus sugerencias, así conocen lo que se opina sobre los diferentes temas y les será más fácil tomar las decisiones que ellos creen correctas, Con referencia a las Aduanas, que sigan trabajando en la Modernización dado que las Aduanas son un eslabón muy importante del comercio exterior del Uruguay, deben mantenerse siempre actualizadas en procedimientos y tecnología estando a nivel de las mejores Aduanas del mundo.

11) ¿Hay algo que desse agregar?

Agradezco la posibilidad de esta última intervención, en la cual quiero saludar y felicitar a todos los Despachantes de Aduana del Uruguay y manifestarles que desde la Asociación Gremial que nos nuclea en sus 75 años de vida, seguiremos trabajando por la profesión, para que esta se siga reconociendo a nivel nacional e internacional, como los profesionales que conocen su trabajo y sus conocimientos y asesoramiento en comercio exterior son insustituibles.

 

 

Publicidad ADAU