Mensaje de la Organización Mundial de Aduanas en el Día Internacional de Aduanas 2011


El conocimiento es un elemento hoy inevitable del entorno político yeconómico. Términos como “sociedad basada en el conocimiento”, “economía del conocimiento” y “gestión del conocimiento” abundan y por supuesto que el conocimiento se volvió igualmente importante para las administraciones aduaneras y sus socios comerciales internacionales.
En efecto, hoy es esencial, en particular, explotar al máximo el conocimiento y su poder que permite actuar de manera visionaria, pertinente e indispensable. La OMA tomó conciencia de esta necesidad en 2008, cuando adoptó su estrategia de “Aduana al siglo XXI”, en la que figura entre los diez elementos constitutivos de una administración aduanera moderna una “cultura de servicio profesional que se basa en los conocimientos”.
Así se explica mi decisión de hacer de 2011 el año del conocimiento a la OMA, con el tema “el conocimiento, catalizador de la excelencia aduanera”. La comunidad aduanera debería tender hacia la excelencia y estoy convencido de que el conocimiento es un verdadero catalizador, es decir, una herramienta esencial que nos permitirá sobresalir en lo que hacemos mejor: proteger la sociedad, asegurar la cadena logística, facilitar los intercambios y garantizar la integridad de las fronteras.
En el mundo de hoy en constante movimiento, las administraciones aduaneras deben adaptarse permanentemente, y a menudo con rapidez a los cambios de naturaleza social, económica y política. Deben evolucionar en función de su experiencia, supervisando sus actividades, su entorno y a sus socios, con el fin de encontrar soluciones para mejorar la eficacia y el rendimiento de sus resultados y servicios prestados.
Para seguir actuando de manera visionaria, pertinente e indispensable, debemos adoptar un nuevo enfoque del conocimiento y el aprendizaje. Debemos absolutamente considerar el conocimiento como un medio de reforzar la posición de la OMA y de sus 177 miembros. El conocimiento es en efecto un recurso aduanero esencial que conviene utilizar eficazmente, administrar y aplicarse en el marco de un proceso de aprendizaje continuo.
En cuanto a la organización, los responsables aduaneros necesitan una actividad de investigación empírica, incitando a la reflexión, así como de información fiable y de calidad, en las cuales podrán apoyar sus decisiones y su liderazgo, con el fin de administrar los cambios y dirigir las organizaciones de manera convincente.
Por otra parte, a nivel operativo, es fundamental reforzar permanentemente los conocimientos técnicos y las competencias de los responsables aduaneros si se quieren mantener su eficacia y sus resultados para poder enfrentar, con toda confianza los numerosos retos lanzados por el entorno aduanero internacional. El conocimiento se crea por el diálogo y la reflexión colectiva: un individuo transmite información resultante de su propia experiencia y según su comprensión de las cosas.
Este conjunto de experiencias e información se transforma entonces en conocimiento, que puede tratarse y fácilmente difundirse y así permitir a otros también enriquecerse.
Los distintos eventos y reuniones que se organizarán a lo largo del año por la OMA y por sus socios facilitarán el diálogo y los intercambios. Por esta razón recomendamos vivamente a todos los miembros de la OMA y a sus socios comerciales internacionales a participar activamente en estas reuniones, con el fin de compartir la información y los conocimientos construidos a partir de este conjunto de experiencias y competencias.
La tecnología tiene también un papel importante que desempeñar para hacer avanzar nuestro programa sobre el conocimiento. En adelante es posible encontrarse e intercambiar información en línea. La OMA aprovechó esta oportunidad y lanzó su propia línea de reflexión o think-tank llamada Club de la Reforma. Se trata de un lugar de encuentro virtual donde pueden vincularse funcionarios de las aduanas e investigadores deseosos de mejorar sus conocimientos, sobre temas de actualidad vinculados a la aduana y al comercio internacional.
La investigación universitaria es fuente también de conocimientos. La OMA estableció asociaciones con las universidades con el fin de promover la investigación sobre toda una serie de temas que tenían repercusiones sobre la aduana y el comercio. Mucho de estas universidades proponen una enseñanza de alto nivel que responde a las normas internacionales sobre la profesión aduanera. Del mismo modo, el equipo de investigación que he constituido en 2009, en el marco de mi proyecto de creación en la OMA de un centro de excelencia basado en el conocimiento, realiza hoy labores de investigación muy valiosas, que se publican en nuestro sitio web y en revistas especializados de renombre.
Pido pues a los miembros de la OMA iniciar un diálogo con los medios universitarios de su país sobre temas aduaneros para los cuales la investigación podría ser ventajosa ya que refuerza el profesionalismo.
Asociaciones con institutos técnicos y profesionales de enseñanza pueden también aportar a la aduana competencias relevantes y útiles. Estas y otras medidas permitirán promover una cultura del aprendizaje en nuestras organizaciones.
Realmente, para alcanzar los niveles de rendimiento y prestación de servicios requeridos hoy, es indispensable aprender y aprender mucho. Para mí, el éxito y la continuidad de las reformas sólo serán posibles si los funcionarios y los responsables de las aduanas las ponen en práctica con el apoyo necesario.
Aprender a hacer algo o a hacerlo mejor es extremadamente gratificante y aporta una gran satisfacción personal. La construcción de una cultura de aprendizaje es una situación ganar-ganar, ya que ofrece oportunidades para lograr un rendimiento extraordinario para todos los involucrados.
Obviamente, la OMA es consciente de los numerosos retos que se derivan en términos de recursos humanos para las administraciones aduaneras y de la presión que sufren para hacer más y más rápidamente con menos medios. Con el fin de permitir a los funcionarios aduaneros formarse según sus necesidades, la OMA propone a sus Miembros un programa completo de refuerzo de las capacidades, con especialistas de Aduana expertos en formación, con los módulos de e-learning de calidad y una red mundial de Centros Regionales de Formación.
No podemos olvidarnos de mencionar aquí nuestra nueva plataforma de aprendizaje llamada CLiKC (Comunidad del aprendizaje y los conocimientos aduaneros). Este nuevo interfaz propone cursos en línea y abre perspectivas a los Miembros de la OMA con múltiples posibilidades de tener a mano sus iniciativas de formación así como de desarrollo profesional. Estoy seguro de que los miembros de la OMA sabrán aprovechar esta nueva herramienta y otras herramientas disponibles, a medida que actúen para afrontar el reto y convertir el aprendizaje en la principal consigna del éxito.
Habría acabado mal si no abordo aquí la gestión del conocimiento, que se define como una disciplina sistemática y una serie de métodos que permiten desarrollar información y conocimientos, de difundirlos y de crear así un valor añadido para la organización. Estas prácticas están ya en curso de aplicación en algunas administraciones aduaneras, mientras que en otras, están aún en estudio. Tengo la intención de crear oportunidades para que la aduanas intercambien aún más sobre metodologías y las prácticas de gestión del conocimiento. El sector de la TI podría ayudarnos en este diálogo, consecuencia lógica y útil del tema del año pasado, que era la “Asociación aduana-empresas”.
Espero que la elección del conocimiento como tema del año 2011 incite vivamente a la comunidad aduanera a reflexionar aún más sobre el desarrollo del capital humano, el desarrollo gerencial, a la gestión del conocimiento y a una mejor utilización de las capacidades de investigación y las herramientas de aprendizaje. Se incorpora todo un conjunto de conocimientos en los instrumentos, las normas y herramientas de la OMA. El conocimiento puede ser un catalizador para la excelencia aduanera, de esto no tengo ninguna duda.
Permítanme concluir con una cita de Benjamin Franklin, uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos de América, que tan acertadamente dijo: "Una inversión en conocimiento paga el mejor interés". Es el caso ciertamente, y el viejo proverbio según el cual invertir en el conocimiento, es invertir en nuestro futuro, lo confirma.
Deseando a todos un feliz Día Internacional de Aduanas!
Kunio Mikuriya
Secretario General
26 de enero 2011

Publicidad ADAU