Acerca de ADAU

ADAU, sus comienzos

El 12 de febrero de 1935 es una fecha que quedará grabada por siempre en la actividad del Despachante de Aduana.  Ese día se crea la Asociación de Despachantes de Aduana del Uruguay que, en pocos meses, el 16 de julio, obtiene su personería jurídica.
Hoy ADAU está integrada por casi el cien por cien de los profesionales despachantes de aduana en actividad en nuestro país.
Cuenta con un cuerpo de funcionarios y asesores debidamente capacitados para cumplir con los ambiciosos cometidos que la Institución lleva adelante. Edita Circulares informativas que mantienen informado al profesional Despachante de Aduana, al comercio exportador e importador y a todos aquellos que tienen intervención en el proceso.
La Asociación posee su sede SOCIAL propia en la calle Zabala 1421/37, que ha sido reconstruida en forma cabal. Allí funciona la Administración en amplias y confortables instalaciones, la Escuela de Formación Profesional en Comercio Exterior y Aduana, contando con salones para las subcomisiones, sala de actos y conferencias adecuadas para el dictado de cursos a los profesionales de Aduana asociados y a sus empleados, con una amplia capacidad locativa.
Mantiene una permanente corriente de información técnica, vinculada a la información de variada especie procedente tanto del gobierno central como de los organismos concurrentes en las operaciones de comercio exterior.
Dispensa asesoramientos que cubren tanto los aspectos jurídico, contables y de comercio exterior, contratando en carácter permanente a tales efectos Estudios Profesionales de real relevancia. Estos servicios de asesoramiento son totalmente gratuitos para el asociado, siendo solventados por ADAU.
La Asociación colabora estrechamente con los organismos públicos y privados en toda aquella materia concerniente a la especificidad de la profesión, tanto creando, como analizando y modificando, normas y procedimientos vinculadas al área de comercio exterior.
Colabora con obras humanitarias que se realizan a nivel nacional, aún cuando por un recato que es natural y propio de la institución ello se realice sin pública difusión.

Publicidad ADAU